Nueva infografía SalusPlay: ¿Cuáles son los antídotos más usados en urgencias?

Nueva infografía de SalusPlay del Dr. José Luis Gómez Urquiza sobre cuáles son los antídotos más usados por los servicios de Urgencias.

Las intoxicaciones se producen por la exposición en exceso (con respecto a la cantidad recomendada) a un fármaco o sustancia potencialmente tóxica. Cuando se produce una intoxicación, dependiendo del nivel de gravedad de la misma (siendo importante la sustancia implicada, la vía de exposición, la causa de la intoxicación, el tiempo transcurrido desde el contacto con el tóxico, si se ha realizado alguna medida como inducción del vómito y la sintomatología presentada) habrá que optar por diferentes tipos de tratamiento como, por ejemplo, el vaciado o lavado gástrico. En algunos casos será necesario el uso de un antídoto. Los antídotos son sustancias o medicamentos que impiden, mejoran o hacen desaparecer algunos signos y síntomas producidos por intoxicaciones actuando sobre el propio tóxico.

 

En las urgencias de adultos, en líneas generales y sin tener en cuenta variables que pueden alterar los porcentajes (como el grupo de edad), el tóxico que mayor número de asistencias a urgencias produce es el alcohol, estando a continuación las drogas de abuso (estando primera la cocaína, seguida del cannabis y la heroína seguidas por anfetaminas, éxtasis y alucinógenos) y, por último, los medicamentos (siendo el más frecuente las benzodiacepinas, seguidas de antidepresivos, opiáceos y neurolépticos). Tras estas categorías estarían las intoxicaciones por productos químicos o gases. Según la zona geográfica este orden de las intoxicaciones más frecuentes podría variar.

Para estas intoxicaciones, vamos a ver los antídotos y métodos más usados en urgencias:

  • El carbón activado es uno de los métodos más elegidos por su seguridad y efectividad ante una gran cantidad de fármacos y sustancias, cuando no está contraindicado. Su uso, por lo general, se realiza cuando la ingestión del tóxico ha sido reciente, entre 1 y 2 horas.
  • Intoxicaciones por drogas: en el caso del alcohol se aplica el tratamiento en función de la sintomatología y nivel de consciencia administrándose vitamina B1 (tiamina) y suero glucosado. En la intoxicación por cocaína se aplican benzodiacepinas para contrarrestar la estimulación simpática. En el cannabis, si se produce crisis de ansiedad se aplicarán benzodiacepinas y si hay cuadros psicóticos haloperidol. En la heroína se suele usar la naloxona y en el caso de drogas de diseño se aplicará haloperidol si existiese agitación u otros fármacos en función de la sintomatología.
  • Intoxicación por fármacos: en el caso de la intoxicación por benzodiacepinas se usa el flumazenilo. En el caso de los antidepresivos se aplica carbón activado y se tratan síntomas. En los opiáceos se usa la naloxona. En los neurolépticos el antídoto es el biperideno. Para el paracetamol se usa la N-acetilcisteína.

 

En el caso de las urgencias pediátricas, según indica la última guía de la Sociedad Española de Urgencias de Pediatría en su último protocolo sobre intoxicaciones, el uso de antídotos suele ser muy bajo, menor del 4% en las consultas por sospechas de intoxicación.

El alcohol es también uno de los tóxicos que más produce consultas por intoxicación en edades pediátricas (incluyendo personas hasta los 18 años). Después, es la N-acetilcisteína, en las intoxicaciones producidas por paracetamol. En el caso de fármacos liposolubles (anestésicos locales, antidepresivos tricíclicos) el antídoto más novedoso es la utilización de la terapia de emulsión lipídica, siendo también novedosos los antídotos relacionados con los fármacos oncológicos como en la intoxicación por 5-fluorouracilo el uso de triacetato de uridina. Un antídoto que se debe utilizar con precaución por su desfavorable relación entre riesgo-beneficio es el flumazenilo, que solo estará indicado en caso de intoxicación pura por benzodiacepinas en pacientes con depresión neurológica e insuficiencia respiratoria o hemodinámica que no respondan a las medidas de soporte.

 

Algunos antídotos no se consiguen fácilmente por su precio o corta caducidad, entre otras razones, y por ello existe en algunas comunidades y se están creando en otras la Red de Antídotos a la que se puede contactar en caso de necesidad.

 

BIBLIOGRAFÍA

  • Servicio de Farmacia del Complejo Hospitalario Universitario de Albacete. Guía de administración de antídotos y antagonistas, guía básica para personal sanitario. Complejo Hospitalaria Universitario de Albacete (1ª ed), 2013.
  • Servicio Gallego de Salud. Por problemas de salud: Anexo I – antídotos en intoxicaciones [sitio web]. Disponible en: https://www.sergas.es/Asistencia-sanitaria/Por-problemas-de-sa%C3%BAde
  • Sociedad Española de Urgencias de Pediatría. Protocolos diagnósticos y terapéuticos
  • Xaau SN. Toxicología clínica: bases para el diagnóstico y el tratamiento de las intoxicaciones en servicios de urgencias, áreas de vigilancia intensiva y unidades de toxicología. Elsevier, 2019.