La Organización Colegial de Enfermería explica cómo desinfectar los domicilios de los afectados para evitar nuevos contagios entre sus familiares

 La enfermería española ha lanzado una nueva infografía y vídeo animado con todas las claves para la limpieza adecuada de la casa donde uno de los pacientes, con sospecha o diagnóstico de COVID-19, pasa su aislamiento.

La desinfección de las distintas habitaciones de la casa en esta situación es uno de los grandes retos a los que se enfrentan estas personas y con el objetivo de dar todas las claves para que se haga correctamente, la Organización Colegial de Enfermería ha lanzado una infografía y un vídeo animado en el que se explica paso a paso cómo hay que realizar la limpieza para evitar futuros contagios dentro de la familia del paciente ya afectado. Estos materiales están a libre disposición de profesionales sanitarios, medios de comunicación, autoridades sanitarias, instituciones de todo tipo y de todos los ciudadanos. Se invita a divulgarlos por todas las vías posibles para que la sociedad tenga más información de calidad y fiable sobre cómo actuar en la anómala situación que atravesamos estas semanas.

“Resulta imprescindible que la población conozca estos consejos porque, gracias a ellos, evitaremos nuevos contagios de los familiares que viven cerca de los afectados. Ayudar y prevenir las infecciones es una de las principales labores de las enfermeras y con este material buscamos que todos los españoles sepan cómo actuar ante un caso así”, explica Florentino Pérez Raya, presidente del Consejo General de Enfermería.

Para él, es “fundamental que se interiorice cómo y con qué productos hay que llevar a cabo la desinfección porque sólo así se podrá evitar que gente sin el virus pase a engrosar la ya enorme lista de contagios que tenemos actualmente en nuestro país”.

En este nuevo material se hace un recorrido estancia por estancia del domicilio para señalar aquellos puntos en los que hay que tener una mayor atención. En primer lugar, se recuerda que se debe disponer de una disolución de lejía en la que haya 20cc por cada litro de agua. Asimismo, en las zonas donde esté el paciente se deben utilizar bayetas, papel y guantes desechables si fuera posible o, si no se puede, exclusivos para la desinfección de esas zonas.

En la infografía se recalca también la necesidad de prestar especial atención a pomos de las puertas y armarios e interruptores, dos de los elementos que pueden contener mayor peligro a la hora de albergar el virus.

Aunque se hace un recorrido por toda la casa, la Organización Colegial recomienda que el paciente afectado o con sospecha de COVID-19 evite pasear por las zonas comunes y utilice una habitación individual con ventilación y puerta cerrada. Aun así, en aquellos casos en los que tenga que salir, el afectado se situará a 1 o 2 metros de distancia del resto de habitantes de la casa.

Tanto en el vídeo como en la infografía se recalcan las zonas que hay que desinfectar con mayor atención. Mesillas y lámparas, inodoro, ducha, grifos, mando a distancia, televisión, electrodomésticos son sólo algunos de los puntos clave a la hora de realizar la limpieza. Los documentos también señalan que determinados objetos como las toallas, las sábanas, el móvil, ordenador o la vajilla necesitan un tratamiento especial en el momento de la desinfección.

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí.