El Ministerio otorga al Servet el primer premio nacional de Prácticas Seguras en la atención al parto

El Ministerio de Sanidad ha concedido al Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza el reconocimiento, en la categoría de oro y de plata, a dos Buenas Prácticas en Seguridad del Paciente, en el ámbito de la atención materna y neonatal segura.

El Ministerio se suma hoy a la celebración del Día Mundial de la Seguridad del Paciente con una jornada con todas las Comunidades autónomas bajo el lema Atención materna y neonatal segura. Hospitales de toda España han presentado distintas iniciativas para fomentar la seguridad del paciente. Las correspondientes comisiones evaluadoras las han analizado en un estudio ciego (sin conocer la procedencia) premiando a las dos aragonesas.

Una de las dos prácticas del Servet ha logrado la mejor puntuación de España y, por tanto, ha recibido el Reconocimiento de Oro en la categoría de atención materna segura. Ha sido presentada por el Servicio de Obstetricia del HUMS, coordinada por el doctor Sergio Castán y su título es: Nueva perspectiva en la interpretación cardiotocográfica intraparto para mejorar la detección de acidosis fetal y reducir intervenciones maternas innecesarias.

El segundo proyecto aragonés también ha recibido el Reconocimiento de Plata en la categoría de atención neonatal segura y ha sido presentado por la Unidad de Neonatología del HUMS, bajo la coordinación del doctor Segundo Rite. Su título es: Implantación de un proceso de reanimación cardiopulmonar neonatal en un hospital de tercer nivel.

Unidad de maternidad, ganadora en la categoría de oro en el certamen de Buenas Prácticas impulsado desde el Ministerio de Sanidad.

Partos más seguros

Los obstetras investigan como detectar lo antes posible el sufrimiento fetal. El procedimiento empleado en las maternidades del mundo desarrollado es el control fetal intraparto mediante el registro cardiotocográfico. Se trata de una monitorización que aporta datos sobre la frecuencia cardiaca del bebé. Los especialistas de Maternidad del Servet llevan años investigando como interpretar de forma más objetiva todos esos datos.

Lo que nosotros planteamos es que a través del registro cardiotocográfico, que marca la frecuencia del corazón, podamos mejorar la detección del riesgo que tiene el feto de lesión cerebral”, en palabras de Castán.

La monitorización cardiotocográfica es un buen instrumento, pero contiene una enorme variabilidad y subjetividad en su interpretación. “Pretendemos aportar una perspectiva nueva y diferente en la interpretación de estos registros que sea más sencilla, más objetiva y más cuantificable”, indica el experto. El principal objetivo del equipo zaragozano es detectar con más facilidad el riesgo de acidosis (consecuencia de que el feto ha sufrido falta de oxígeno), actuar cuanto antes si es preciso, pero también evitar el intervencionismo innecesario (cesáreas, partos instrumentales, pruebas invasivas al feto).

Castán explica que la práctica ahora reconocida con la Medalla de Oro por el Ministerio de Sanidad ya está implementada en el Servet gracias a los numerosos años precedentes de investigación que les ha llevado a comparar, medir, comprobar y ajustar cientos de registros de bebés nacidos en el Hospital.

Integrantes de la Unidad Neonatal, ganadores de la distinción de Plata

Minuto de oro” del recién nacido

Respecto a la propuesta de la Unidad Neonatal, también ya implantada y que ha merecido el Reconocimiento de Plata, se trata de un proceso sobre reanimación cardiopulmonar del neonato.

Los profesionales plantearon la implantación de un conjunto de actividades asistenciales y formativas que incluyen la participación de un equipo multidisciplinar de Neonatología, Enfermería, Obstetricia, TCAE y matronas, con el objetivo de realizar una RCP neonatal adecuada en todas las áreas del centro con situaciones clínicas susceptibles de precisar maniobras de RCP neonatal. “Una atención precoz y adecuada al recién nacido en el primer minuto de vida también llamado “minuto de oro” condiciona su pronóstico a corto, medio y largo plazo”, subraya la doctora Itziar Serrano, de la citada Unidad Neonatal.

Así mismo se ha tratado de fomentar la implicación/comunicación de las familias en la toma de decisiones y mejorar el consejo antenatal a las mismas en situaciones críticas, especialmente en situaciones de prematuridad estudiando los datos de supervivencia y supervivencia libre de discapacidad grave de los recién nacido de este centro.

Para la implantación se creó en el año 2019 un equipo multidisciplinar con varios responsables de los distintos subprocesos alcanzando la implantación en ese mismo año, estando vigente en la actualidad.

El proceso incluye algoritmos de actuación en las distintas áreas, check-list de comprobación de material/constantes, formación del personal en RCP, así como implantación de un sistema de notificación de eventos adversos e información adecuada antenatal a las familias. En todos los subprocesos se trabaja en equipo, incluyendo reuniones periódicas del equipo de Neonatología, así como de manera conjunta con el Servicio de Obstetricia.

Te informamos de que en este sitio web únicamente utilizamos cookies propias con finalidad técnica para ofrecerte un mejor servicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. No recabamos ni cedemos tus datos sin tu conocimiento.
Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí.