Reunión de los colegios con el Salud para abordar la aplicación del Real Decreto

El nuevo marco jurídico generado por la aprobación del Real Decreto de Prescripción y las dudas que han generado su implementación entre los profesionales ha llevado a los responsables colegiales de Aragón a reunirse ayer con el Servicio Aragonés de Salud.

La cita, concertada en primera instancia por la Institución colegial zaragozana, se celebró en las dependencias del Servicio Aragonés de Salud. A ella acudieron el vicepresidente del Colegio de Zaragoza, Enmanuel Echániz Serrano, la presidenta de Teruel, Marian Roca Muñoz y el presidente del Colegio de Enfermería de Huesca, Juan Carlos Galindo Lanuza. Además, acompañando a los responsables colegiales se sumó a la comitiva el asesor jurídico Juan Carlos Campo Hernando.

El encuentro se dividió en sendas reuniones con el director general de Recursos Humanos, Esteban de Ruste Aguilar, y el director general de Asistencia Sanitaria, José María Abad Díez. En ambas se trataron temas no sólo relacionados con la Prescripción Enfermera si no sobre el futuro marco de implantación de las especialidades, así como cuestiones relacionadas con la colegiación.

Con el Real Decreto en vigor queda patente que el trabajo ejecutado por la Enfermería “está respaldado jurídicamente” y que ésta puede realizar su trabajo “sin ningún problema”. Sobre la cuestión de la acreditación del profesional como prescriptor y la formación a los trabajadores con menos de un año de práctica profesional se informó de, en primer lugar, que la acreditación sería abordada por la Comisión Interterritorial de Sanidad.

Con ello, explicaron fuentes del Departamento de Sanidad, se busca un modelo homogéneo para todo el Estado y que la misma fórmula de acreditación sea igual. Por tanto, una vez aprobada por la Comisión será llevada a las distintas autonomías con servicios sanitarios propios.

Lo mismo ocurrirá con la cuestión de la formación para aquellas personas que tengan que obtener la acreditación y no posean el mínimo de tiempo trabajo. Se baraja esa misma línea. Eso sí, desde la Administración se dejó claro a los Colegios que estas cuestiones se regirían por los principios de gratuidad y servicio online. Se buscará las herramientas más fáciles para que las enfermeras puedan realizar los trámites.

La facultad prescriptora de las enfermeras acarreará, por parte del Servicio Aragonés de Salud, de un control y verificación de la colegiación de los profesionales más estricto. Además de la obligación del ente público de cumplir con las sentencias dictadas en los últimos meses por el Tribunal Constitucional. Se da la circunstancia que la figura de la enfermera prescriptora debe llevar consigo obligatoriamente la acreditación de su condición de colegiada. Igual que los médicos.

Implantación de nuevas especialidades

En otro orden de cosas, y esta vez con Esteban del Ruste, el tema principal que se trató fue la cuestión de la integración de nuevos especialistas en el Servicio Aragonés de Salud. En la actualidad existe una serie de especialidades enfermeras creadas por Sanidad pero que no han tenido todavía una plasmación real en los servicios mediante la creación de bolsas o de plazas.

Según informó a los asistentes, se están barajando varios borradores de implantación de dichas categorías para ser presentados ante la Mesa Sectorial y recibir así el visto bueno de los sindicatos. No hay nada definitivo porque se están barajando varios escenarios. Según manifestó Del Ruste existe la posibilidad de realizar una integración a “varias velocidades”, debido a que la especialidad de Enfermería Familiar y Comunitaria todavía está pendiente de realizar su vía excepcional. Aunque desde el Salud aseguran se celebrará en el primer semestre de 2019 con la información que ellos manejan.

Sobre cómo realizar la integración de los profesionales de Enfermería Familiar se ha planteado por ejemplo regular los traslados a Atención Primaria para que un minimo de plazas sean cubiertas por personal con la vía EIR o extraordinaria en cada convocatoria. Otra idea que se baraja es reservar un porcentaje de los puestos vacantes por jubilación en los centros de salud a estos profesionales. Sin embargo, el modelo a seguir todavía está por decidir y desde el Servicio Aragonés sólo se han presentado a los Colegios las ideas que hay sobre la mesa.

Lo que parece si parece estar claro, en lo referente la Enfermería Pediátrica, a que ésta se implantará, tanto en los servicios hospitalarios como en el área de Atención Primaria. Pese ello, desde el Salud no se pudo precisar una fecha concreta de implantación, aunque se indicó que el objetivo es presentar esta cuestión en la próxima Mesa Sectorial.

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí.