Las enfermeras dan pautas para proteger a los mayores de residencias y centros sociosanitarios ante la “nueva normalidad”

La enfermería española ha lanzado una nueva infografía y un vídeo con recomendaciones para ayudar a la “vuelta a la nueva normalidad” de las residencias y centros sociosanitarios.

El impacto de la crisis del COVID-19 sobre los mayores es muy evidente. “Ahora, en la desescalada y de cara a la ‘nueva normalidad’, debemos prestar especial atención a esta población y poner todas las medidas posibles en residencias y centros sociosanitarios para evitar entre todos que el COVID-19 se cebe de nuevo con la población más vulnerable”, explica Florentino Pérez Raya, presidente del Consejo General de Enfermería (CGE).

Para ayudar en esta tarea, la Organización Colegial de Enfermería, en colaboración con la Sociedad Española de Enfermería Geriátrica y Gerontológica (SEEGG), ha lanzado unos materiales con pautas para proteger a los mayores de residencias y centros sanitarios. “Demos reforzar la atención en el ámbito residencial tanto con más enfermeras como con medidas de prevención que eviten que el virus vuelva a atacar a esta población más vulnerable. No estamos dando a las enfermeras especialistas en Geriatría la importancia que tienen y esto se ha visto en que ha habido muchísimas comunidades con unas cifras altísimas de pérdidas en residencias”, expone el presidente de las enfermeras españolas. “Debemos aprovechar la situación para hacer un cambio y darles a los equipos de atención sanitaria la autonomía, el liderazgo y el protagonismo que se merecen porque debemos recordar que si no hubiera sido por ellos hubiese habido muchos más fallecimientos”, añade Pilar Lecuona, presidenta del Colegio de Enfermería de Guipúzcoa y vocal de Geriatría del Consejo General de Enfermería.

Tomar medidas de prevención es, ahora mismo, la mejor “vacuna” para vencer a este virus. Para ello, se debe formar a los trabajadores de estos centros en prevención y control de la infección y en el entrenamiento del uso de EPIs, algo a lo que hasta el inicio de la crisis sanitaria no se usaba con asiduidad. “Muy importante es también enseñar a los residentes a convivir con la actual situación, y en esta parte de educación para la salud las enfermeras desempeñan una labor clave”, comenta Pérez Raya. “No debería de existir un centro donde no hubiera una enfermera las 24 horas del día. Son las que llevan la gestión, la valoración integral y el seguimiento personalizado, la prevención, el control y la gestión de la medicación, el material sanitario, el asesoramiento y acompañamiento a los familiares, entre otras muchas cosas. Por tanto, en la ‘nueva normalidad’ son ellas quienes deben tomar las riendas en el abordaje de nuestros mayores en las residencias”, resalta Lecuona.

Acceder infografía

Le informamos que utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte un mejor servicio, de acuerdo con tus hábitos de navegación. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes consultar nuestra Política de Cookies aquí.